Los vegetales al vapor son una alternativa rápida y nutritiva para cualquier mesa. Existen múltiples métodos para elegir y no precisas equipos avanzados de cocina para hacerlo. Para iniciar con tu próxima comida deliciosa, nutritiva y llena de color, hoy te vamos a enseñar cómo hacer verduras al vapor.

Como hacer verduras al vapor

Escoge tus vegetales. Si bien técnicamente todos y cada uno de los vegetales pueden cocinarse al vapor (¿cuál no se puede?), ciertos se hacen mejor que otros y todos tienen distintos tiempos de cocción. El brócoli, la coliflor, la zanahoria, el espárrago, la alcachofa, el calabacín se cocinan bien al vapor y son opciones estándares. Mas si deseas ponerte creativo, pon ciertas papas o rábanos.

A continuación te daremos un breve resumen de tiempos de cocción al vapor:

   Espárrago: de cinco a ocho minutos

   Brócoli: tallos, siete minutos; floretes, 5 minutos

   Zanahoria: de diez a quince minutos, dependiendo del tamaño

   Coliflor: tallos; siete minutos; floretes, 5 minutos (toda una cabeza: de quince a veinticinco minutos)

   Maíz en la mazorca: de 8 a 10 minutos

   Patata en tacos: de diez a 15 minutos

   Espinaca: de dos a tres minutos

Prepara los vegetales. Mientras ciertas verduras son fáciles de sacar del refrigerador, darles una lavada y ponerlas a la sartén, ciertas necesitan preparación. ¿No pondrías una calabaza entera en una vaporera o sí?

   Las zanahorias llevan mucho menos tiempo cuando son pequeñas y están picadas. Lo mismo ocurre con la coliflor y las patatas. Usa la lógica en torno a determinados vegetales como los espárragos, que deben tener las puntas cortadas de antemano. Los vegetales han de estar en su forma listos para comer cuando van al vapor.

Prepara los utensilios. Si tienes una vaporera, ¡perfecto! Echa un tanto de agua y listo. Sin embargo, si no la tienes, hay múltiples métodos, dispositivos y trucos a tu disposición:

  • Una vaporera es una cacerola de agua con un tazón en la parte alta con orificios. Si tienes un colador resistente al calor o una sartén que se ajuste a esta descripción que “no llegue a tocar el fondo” de la cacerola con agua (sino simplemente se hervirá), pueden utilizarse como una vaporera. También precisarás una tapa para ponerle.
  • Usa el microondas. Todo lo que necesitas es un plato para microondas y papel transparente.
  • Puedes improvisar el método de vapor al usar una sartén con una tapa ajustada. Todo cuanto debes hacer es añadir un poco de agua a los vegetales y luego el vapor hará todo el trabajo. Algunos nutrientes quedarán en el agua, por lo que sí, este método no es el ideal.