Las velas son un objeto muy común en todos y cada uno de los hogares, ya sea como decoración o bien iluminación. Existen una infinidad de tipos y diseños en el mercado, pero puedes conseguir tus propias velas adaptadas si las elaboras tú mismo en casa. Precisarás pocos materiales y va a ser una tarea muy entretenida, tan solo deberás proseguir estos pasos sobre cómo hacer velas caseras.

Como puedo hacer velas caseras

Como es obvio, para realizar velas artesanales, necesitarás cera de abeja que podrás adquirir en tiendas de manualidades, droguerías, centros comerciales…

  1. Cuando ya tengas la cera, lo primero que deberás hacer va a ser calentarla en un cazo -que no vayas a utilizar más para cocinar- o bien otro recipiente que puedas poner al fuego.
  2. Ve removiendo la cera con una espátula de madera para que se funda toda por igual y vigila que la cera no adquiera demasiada temperatura y hierva.
  3. Retira el cazo del fuego y añádele el colorante que más te guste; si deseas hacer velas de distintos colores, deberás usar diferentes recipientes para la cera.
  4. Asimismo puedes añadir aceites esenciales o perfumes que darán olor a tus candelas artesanales.
  5. Ten preparado un molde para entregar forma a las candelas caseras. Puedes adquirir moldes concretos para esta labor, o emplear un recipiente de la medida y forma que desees y cubrirlo con papel de aluminio para poder después retirarla sin que quede pegada.
  6. Además, tanto si empleas un molde para velas como cualquier otro recipiente, vas a deber untarlo con un tanto de aceite para que la vela no se pegue y puedas sacarla de manera fácil.
  7. En cuanto a la mecha, deberás ponerla en el centro del molde. Para sostenerla sin quemarte al echar la cera, puedes anudarla a un lápiz y ponerlo sobre el recipiente.
  8. Ahora, deberás volcar la cera incluso caliente en los recipientes que sirvan de molde y aguardar a que se solidifique.
  9. Llegados aquí, puedes agregar motivos decorativos a tus velas caseras: purpurina, flores, hojas secas… ¡lo que se te ocurra, sé creativo!

Pasadas unas horas, la cera se habrá endurecido y ya vas a poder desmoldar cuidadosamente tus velas hechas por ti.