La tempura es la técnica de rebozado de tendencia, y me da la sensación de que no va a ser una moda pasajera por el hecho de que ofrece grandes ventajas con respecto a otras formas de cubrir, tapar o bien envolver los comestibles. Nos ha llegado por medio de la proliferación de restaurants nipones, mas es una técnica originaria de China que lleva un nombre de origen latino por el hecho de que al el país nipón la llevaron misioneros jesuitas.

Como puedo hacer tempura

No es moco de pavo de hacer bien, mas cuando se ha aprendido deja conseguir un rebozado ligero alejadísimo de las fritangas grasas que en ocasiones nos sirven en ciertos locales.

Grosso modo, la tempura consiste en freír a lo largo de un tiempo corto comestibles, en especial verduras, pescados y mariscos, que ya antes hemos pasado por una masa líquida hecha con harina, agua y huevo, y se sirven así como un bol de salsa donde se mojan ya antes de comer. De entrada semeja que bastaría entremezclar la harina, el agua y el huevo, arrebozar y freír, más de esta forma nos quedaría un rebozado que no tiene nada que ver con la tempura. ¿Cuál es, puesto que, su secreto?

Para hacer una buena tempura el secreto está en emplear agua friísima. Para lograr esto podemos introducir unos hielos en el agua o bien llevar esta al congelador durante unos minutos.

El agua que usemos para nuestra tempura puede ser con gas, esto le va a dar un extra de esponjosidad a nuestro rebozado.

Primeramente añadimos harina en un bol e iremos agregando el agua fría mientras que mezclamos bien con ayuda de las varillas a fin de que no queden grumos. Nos va a deber quedar una consistencia similar a la de una papilla.

Cuando tenemos la mezcla preparada podemos ir rebozando nuestros ingredientes para freirlos más tarde en aceite caliente. De este modo nos va a quedar una tempura muy crepitante.

Los ingredientes que podemos emplear para la tempura son verduras y mariscos eminentemente, si bien podemos arrebozar en este crepitante prácticamente cualquier comestible que se nos ocurra.

Ingredientes:

   – cuarenta g de harina tamizada

   – ciento sesenta cl de agua friísima

   – 1 huevo o bien una yema de huevo

   – cuatro cl de sake

Asimismo existen harinas singulares para preparar tempura a las que solo hay que agregarles agua bien fría.