La Quesadilla es un plato tradicional mexicano, elaborado a base de tortillas de maíz y queso, si bien pueden añadirse otros ingredientes adicionales como los champiñones, el chorizo o alguna verdura. Existen muchas variantes de las mismas, en tanto que en cada zona de México se realizan de una manera diferente, lo que hace que sean muy diferentes unas de otras, si bien mantienen siempre y en toda circunstancia sus dos ingredientes básicos.

Como puedo hacer quesadillas

Comenzaremos con una receta con la que explicaremos como hacer quesadillas de carne, una de las maneras más conocidas que existen de preparar este tradicional plato mexicano, que se prepara sencillamente y seguro que gusta mucho a tus comensales.

Ingredientes:

– 8 tortillas de harina

– 300 gramos de carne picada (de cerdo o bien ternera)

– ciento cincuenta gramos de maíz dulce

– Una cebolla grande

– Un pimiento verde

– Un pimiento rojo

– Un tomate maduro

– Queso Cheddar rallado

– Aceite de oliva virgen

– Sal

– Pimienta molida

– Jalapeños (Opcional)

– Guindilla o bien ajo molido (Opcional)

Preparación:

Unas de los tipos de quesadilla más apreciadas y consumidas son las de carne picada, tanto de cerdo como de ternera, aun de una mezcla de ambas. Es una receta sencilla de preparar, como lo son de forma general las quesadillas, y que son ideales para comer como entrantes o como una comida ligera. Recetas existen muchas, puesto que en cada sitio se preparan con ingredientes que pueden variar de uno a otro, pero por norma general la base suele ser la misma. Vamos ya con la receta detallada, para que las puedas preparar en casa sin ningún tipo de problema.

Vamos a emplear carne picada, en nuestro caso emplearemos un trozo de carne de cerdo que nos ha picado exactamente el mismo carnicero, en tanto que de esta manera escogemos la carne que queremos emplear y nos la pican en el momento. Puedes adquirir la carne ya picada, mas las que venden envasada no siempre son de buena calidad y no sólo incluyen carne entre sus ingredientes, así que siempre y cuando puedas haz que tu carnicero de confianza te la pique. Otra alternativa es adquirir el pedazo de carne entero y cortarlo en pedazos no demasiado grandes, como más os guste en el momento de comer el plato ya montado.

Por otra parte pelamos y picamos la cebolla en pedacitos no muy grandes, y con los pimientos hacemos lo mismo, los cortamos en trocitos tras lavarlos y quitarles las semillas y las venas blancas que tienen dentro. El tomate lo lavamos, pelamos y troceamos en daditos. Ponemos a calentar una sartén amplia con aceite de oliva virgen, y vamos a hacer en exactamente la misma la cebolla y el pimiento troceados, hasta el momento en que se rehoguen bien. Si queremos darle un toque de sabor picante, añadimos aquí una guindilla o un toque de ajo molido. Agregamos después la carne picada y el tomate troceado, y salpimentamos por encima, y cocinamos unos minutos a fuego suave hasta que la carne quede doradita, y agregamos el maíz, que vamos a haber escurrido bien antes.

Mientras terminamos de hacer bien los ingredientes que tenemos en la sartén, calentaremos las tortillas, utilizando una sartén. Las calentamos por una cara y las volteamos, y entonces vamos a ir rellenándolas con el relleno que hemos preparado en la sartén, añadimos una buena cantidad de queso Cheddar rallado y, opcionalmente podemos agregar unos jalapeños en rodajas, y separamos en un plato, calentamos otra tortilla y la colocamos encima de la anterior para cerrar la quesadilla. De esta manera hacemos con todas y cada una de las quesadillas de carne y las servimos para comer calientes.