Hoy os traemos como hacer nuggets de pollo. Hechos con ingredientes absolutamente naturales, jugosos en su interior y crujientes por fuera, estoy convencido de que os encantarán. No tienen nada que envidiar en sabor a los que podemos hallar en los establecimientos de comida rápida. La pechuga desmenuzada acompañada con queso mantecoso adquiere una textura húmeda y frágil, si por si fuera poco la acompañamos de la salsa que más nos guste, va a hacer que comer nuggets de pollo en casa sea día de celebración para los más pequeños. Como opción alternativa al pollo, podemos emplear cualquier otro género de carne, pescado e inclusive vegetales, pudiendo preparar nuggets de pollo con verduras cocidas aliñadas y trabajadas de igual modo, rebozadas y fritas.

Como puedo hacer nuggets

Ingredientes

   dos pechugas de pollo grandes

   ciento setenta y cinco g. de vuestro queso crema preferido (tipo Philadelphia)

   Sal (al gusto)

   Para el rebozado:

   dos huevos

   cuatro cucharadas de harina de trigo

   cuatro cucharadas de pan rallado

   Aceite de oliva suave para freír

Preparación de los nuggets

  1. Limpiamos las pechugas de posibles restos de grasa y venitas que puedan tener y las cortamos en pedazos de unos dos cm. Pasamos los pedazos de pollo por una picadora hasta el momento en que estén completamente deshechos y formen una pasta.
  2. Mezclamos el pollo con el queso crema y la sal, hasta el momento en que esté bien integrado. Con la mano hacemos pequeñas porciones con esta masa.
  3. Vamos a rebozar nuestros nuggetsde pollo, en un caso así el tradicional rebozado, pasándolos por harina, huevo y pan rallado. La harina ayuda a que el huevo se adhiera mejor a la carne, y el huevo actúa como pegamento para fijar el pan rallado al nugget. Hay quien da una capa y hay quien prefiere emplear 2. Lo mejor es arrebozar en una sola capa a fin de que el envoltorio del nugget no sea demasiado grueso. De esta manera resultan más ligeros y absorben menos aceite en la fritura.
  4. Para conseguir unos nuggets de pollo más crepitantes, mejor que el pan rallado molido podemos utilizar pan rallado crujiente que venden en cualquier súper o bien gran superficie.
  5. Para freír nos resultan de interés aceites con alto punto de humo y que sean suaves para no aportar demasiado sabor al pollo. Estos aceites nos dejarán freír a alta temperatura, que nos dará un empanado crujiente tras un corto proceso de fritura, con lo que el interior va a quedar más jugoso.
  6. Cuando tengamos todos y cada uno de los nuggets de pollo preparados calentamos rebosante aceite en una sartén y los vamos friendo. Siempre y en todo momento en tandas pequeñas a temperatura media para no bajar en demasía la temperatura del aceite. Es esencial que el aceite no esté muy caliente al freírlos, de esta forma eludimos que se queden muy torrados por fuera y crudos por la parte interior.
  7. Retiramos a una bandeja con papel de cocina para absorber el aceite excedente y servimos acompañados de la salsa que más nos guste. Ya vais a ver como los preparáis múltiples veces en casa, están de rechupete.