La nata montada se emplea sobre todo en pastelería, para preparar postres o bien comerla sola. Podemos adquirirla ya montada en cualquier súper o bien montarla mismos en casa, a nuestro gusto. El proceso es sencillísimo y no te va a llevar más de unos minutos hacerlo, solo precisas nata líquida y azúcar. Puedes usar asimismo nata de montar, el beneficio de la líquida es que sirve tanto para montar como para cocinar y es más simple que tengamos de este género en casa. Si deseas saber cómo hacer nata casera, prosigue leyendo este artículo y descúbrelo.

Como puedo hacer nata casera

Debes saber que puedes preparar tu mismo tu nata o bien crema agria en casa siguiendo los fáciles pasos de este artículo, o bien adquirir la nata líquida. En todo caso, la proporción de nata y azúcar es por doscientos cincuenta ml de nata 2 cucharadas al ras de azúcar común o bien 3 de azúcar glass. Puedes emplear el género de azúcar que más te guste, solo debes tener en consideración que el formato en polvo es un tanto más dulce que el normal.

Ahora que ya tienes todos y cada uno de los ingredientes, puedes comenzar a preparar la nata montada. A fin de que la consistencia final sea la conveniente y se conserve mejor, un truco muy efectivo es usar un recipiente friísimo. Si las varillas o bien batidora están frías asimismo mejor. Así, una horas ya antes introduce todos y cada uno de los aparejos en la nevera.

Ahora, coge el recipiente y vierte la nata líquida. Puedes usar unas varillas manuales o bien eléctricas y en todo momento es recomendable las segundas pues con las primeras vas a tardar más tiempo. Empezaremos a batir la nata a velocidad baja hasta el momento en que coja un tanto de volumen.

Cuando comience a volverse más mantecosa, agregaremos el azúcar poquito a poco y sin dejar de batir. Es mejor que sigas batiendo a velocidad baja para supervisar mejor la textura final y eludir que se corte por exceso de batido. Vamos a saber que la nata se ha montado adecuadamente cuando al levantar las varillas se formen picos y, al poner el recipiente boca abajo, la nata montada no caiga.

¡Ya tienes tu nata montada casera hecha! Como ves, es un proceso sencillísimo y veloz. Dependiendo de la receta que vayas a hacer con ella, puedes aromatizarla agregando una cucharadita de esencia de vainilla, canela, etcétera, tras añadir el azúcar.