El aceite utilizado para freír, es muy contaminante una vez utilizado si nos deshacemos de él y no se debe tirar por el fregadero. Precisamente por eso lo aconsejable es o bien reciclarlo o bien llevarlo a un punto limpio de reciclaje, nunca jamás tirarlo por el desagüe.

Como puedo hacer jabón líquido casero

No obstante, lo mejor que se puede hacer con el aceite utilizado es hacer jabón, un producto que se puede administrar para el cuerpo, para la lavadora, para fregar el suelo, aun para venderlo y sacarnos un tanto de dinero al mes, es muy simple el poder hacerlo, solo se precisa algún género de aceite vegetal utilizado, un tanto de agua, y sosa caústica, que se puede localizar de venta en supermercados o bien droguerías. Si el aceite que vamos a usar es de freír lo aconsejable es colarlo para suprimir las impurezas.

Existen muchas técnicas y formas diferentes de poder hacerlo, ya antes de hacerlo os sugiero leer bastante sobre el tema, para tenerlo bastante claro, sin embargo para poder hacer jabón casero liquido para lavadora, sencillamente necesitaremos los 3 ingredientes comentados, aparte de unos pocos aparejos, un cubo preferiblemente de plástico y una cuchara o bien palo de madera para remover la mezcla, asimismo vamos a poder utilizar una batidora.

Ingredientes para hacer jabón liquido casero:

setecientos gramos de insípida corroe.

dos litros de aceite vegetal.

veinticinco litros de agua.

dos litros de jabón liquido.

dos litros de suavizante opcionalmente.

quinientos gramos de percarbonato opcionalmente.

Herramientas para hacer jabón casero:

Guantes y lentes de protección.

Cubo o bien barreño grande de plástico.

Palo de madera o bien batidora.

Pasos para lograr jabón líquido casero para lavadora

  1. Lo primero seria seleccionar un sitio bien ventilado, que sea muy simple de adecentar, por si acaso salpicamos algo en su realización, asimismo eludir los pequeños y las mascotas, que puedan llegar a verter la mezcla.
  2. En el cubo vamos a poner unos dos litros de agua fría aproximadamente.
  3. Entonces se vierte poco a poco tratando de no salpicar, un máximo de setecientos gramos de sosa caústica.
  4. Con la cuchara o bien el palo de madera, vamos a ir removiendo poco a poco eludiendo respirar los vapores que desprende, la mezcla resultante se calienta y no se debe tocar, de ahí que es conveniente utilizar guantes y lentes para eludir el contacto con posibles salpicaduras.
  5. Cuando la sosa caústica este bien disuelta con el agua, vamos a ir vertiendo muy poco a poco los dos litros de aceite vegetal reciclado, y vamos removiendo sin parar los ingredientes de la mezcla hasta el momento en que esté bien uniforme.
  6. Ir removiendo sin parar a lo largo de un buen rato, con mucha paciencia, hasta el momento en que logremos que la mezcla adquiera una consistencia homogénea, si no la revolvemos bien no nos va a salir bien, conque remover más con mucha paciencia y sin tener prisa.
  7. Ahora agregamos los dos litros de jabón liquido y proseguimos removiendo bien hasta el momento en que este todo bien mezclado.
  8. Después podemos agregar los dos litros de suavizante, esto es a fin de que le dé un mejor fragancia a nuestro jabón, removemos bien hasta el momento en que esté bien unificada la mezcla, asimismo vamos a poder agregar algún aceite esencial para aromatizar nuestro jabón liquido.
  9. Entonces le agregaremos el percarbonato que es un blanqueador, para lograr un jabón más blanco que por si fuera poco nos asistiría entonces en el lavado de máculas bien difíciles.
  10. Una vez conseguida la consistencia deseada y la mezcla este bien efectuada y uniforme, vamos a dejar descansar la mezcla hasta el día después.
  11. Una vez pasadas las veinticuatro horas removemos la mezcla y le agregamos unos dos litros de agua pero, removiendo realmente bien la mezcla y dejándola descansar hasta el día después.
  12. Pasado este tiempo, vamos a tener la mezcla pero compacta, muy semejante a la consistencia de la mahonesa, asimismo es posible que tengamos la capa superior más dura y la una parte de abajo prácticamente liquida, eso es la glicerina, no os preocupéis, volvéis a revolverlo hasta el momento en que se mezcle bien.
  13. Al siguiente día nos encontraremos con la mezcla más compacta, lo removemos un tanto y le agregamos unos dos litros de agua pero, pasando a revolverlo hasta el momento en que este la mezcla uniforme, una vez logrado lo dejamos descansar nuevamente hasta el día después.
  14. Este último paso lo vamos a ir efectuando a diario a lo largo de unos ocho días aproximadamente, hasta el momento en que consigamos una mezcla semejante a la del champú, un líquido mantecoso y uniforme.